sábado, 25 de febrero de 2017

La "realidad" en Cristina Fernández Cubas

Logo creado por
¿Conocéis la iniciativa de Adopta una autora? Si estáis aquí, probablemente sí. El objetivo de esta iniciativa es dar a conocer la vida y obra de una autora a través de unas cuantas entradas dedicadas exclusivamente a ella. Nosotros hemos decidido participar y yo he adoptado a Cristina Fernández Cubas, una autora española que ganó este año el Premio Nacional de Narrativa.

En los relatos de Cristina Fernández Cubas hay una gran cantidad de temas que se repiten: el poder de las narraciones (poder que suelen poseer mujeres, como Lúnula, Olvido...), la identidad, los dobles, la memoria ("Las cosas no son como las vemos sino como las recordamos", recordaba Cubas que dijo Valle-Inclán), la infancia... Pero quizá un tema que está más presente, porque suele englobar en parte a los otros, es el de la realidad. O irrealidad en muchos casos. Y para muestra, un botón:
"Quizá todo sea un engaño. Vemos las cosas cómo nos han enseñado a verlas. [...] Una forma de medir, encasillar, sujetar o dominar lo que se nos escapa, lo que no comprendemos. Un ardid para tranquilizarnos, para no formularnos demasiadas preguntas..."
Esta cita pertenece a "La mujer de verde", que forma parte del libro Agatha en Estambul, y es uno de sus mejores cuentos, según mi opinión. En él una mujer cree reconocer a una compañera de trabajo en todas partes, y descubre que esa mujer que ve (vestida de verde) en realidad está muerta. ¿Pero lo está de verdad?

Ejemplos como este hay en cada relato: cosas extrañas que no pueden ocurrir, realidades que no concebimos, seres que están sin estar. Estos hechos extraños se suelen asociar con las mujeres, y más concretamente, con la infancia. En "Mi hermana Elba" esta niña encuentra "escondites", huecos en la realidad que la vuelven invisible al mundo. A parte de esta, Elba tiene más habilidades, pero que no son reconocidas por los adultos, que más bien las ven como síntomas de algún tipo de trastorno o retraso mental. Hay otros personajes que creen pertenecer a otras realidades y que, para salir, deben de hacer algún tipo de ritual (como ponerse la ropa del revés en "Los altillos de Brumal").

Estos hechos extraños también les ocurren a los personajes en sus propias carnes. Como he dicho antes, un tema bastante repetido es el del "doble": personajes con doble personalidades los hay a montones (aunque no diré quiénes para no destripar los cuentos). Y eso nos plantea una pregunta muy importante: ¿es todo esto debido a magia o son solo personas con algún trastorno mental, como dicen que tiene Elba? Yo no tengo las respuestas, pero también diré que en cada relectura, al ir descubriendo otros aspectos de estos relatos, la perspectiva cambia. Una frase que adquiere nuevo significado, un espejo roto que te das cuenta que simboliza la ruptura de la identidad... La cuestión es si podemos creer lo que nos dicen esos personajes o nos mantenemos en lo que nosotros creemos que es real.

Pero no son fenómenos alejados por completo de la realidad, sino que se encuentran escondidos en ella. A partir de situaciones normales y corrientes se nos van presentando estos elementos, que nos hacen cuestionar la solidez de la realidad en la que vivimos.

"El mundo está lleno de matices, lo único que ha de ser claro es el lenguaje."

Este interés por lo desconocido posiblemente apareció a raíz de los cuentos que le contaban a ella de pequeña. Su hermano mayor le solía contar "La caída de la casa Usher", de Edgar Allan Poe, y fue de las primeras incursiones a este mundo más fantástico y desconocido.

En una entrevista dijo que las apariencias engañan, y que para ella la realidad no es plana, sino que está llena de agujeros negros, y es a través de esos agujeros por donde ella observa y experimenta para después ofrecérselo al lector. El mundo es inquietante (le inquieta incluso a ella, reconoce, cuando escribe sobre estos temas), está lleno de claroscuros, y es donde a ella le gusta aventurarse. Ella compara el hecho de escribir con el de atravesar un pasillo: empiezas yendo recto hacia un final que ves delante tuyo pero a los lados van apareciendo puertas que llaman tu atención y miras lo que hay dentro. Y quizá su contenido es más interesante que lo que hay en el pasillo, por lo que cuando vuelves al centro te has enriquecido y ya no eres la misma persona que al principio del "viaje".

Y ya para finalizar, no puedo hacer otra cosa que recomendaros a esta gran autora, y dejaros esta cita que ella recordó una vez, aunque pertenezca a Blaise Pascal:
 “La suprema adquisición de la razón consiste en reconocer que hay una infinidad de cosas que la sobrepasan."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...