jueves, 15 de diciembre de 2016

Recomendaciones teatrales: Thrillers psicológicos

Como supongo que sabéis, a los dos nos encanta el teatro y, como no habíamos hecho ninguna entrada hasta ahora, hemos decidido crear una nueva sección: Recomendaciones. ¡Esperemos que os gusten! Y para empezar con la sección os recomendamos algunos thrillers psicológicos que creemos que vale la pena leer/ver en directo:
  • Paraules encadenades (Palabras encadenadas), de Jordi Galceran: una mujer se despierta atada a una silla,  delante de una pantalla de televisión en la que aparece un hombre explicando que ha matado. Una historia de suspense que te atrapa desde el primer momento y no te soltará en mucho tiempo (miradnos a nosotros, que aún hablamos de ella). Para los que no podáis verla en directo, también hay una película del mismo título que está bien adaptada, aunque nada sustituye el tener a los actores delante. Dato: tuve la oportunidad (Guille) de interpretar un fragmento de la obra en el instituto, y me sigue maravillando desde entonces. Aquí os dejo una foto de la actuación (perdón por la mala calidad):

  • El método Grönholm, de Jordi Galceran también: cuatro desconocidos esperan en una sala a que les hagan una entrevista conjunta para un puesto de trabajo en la empresa sueca Dekia (guiño-guiño, codo-codo). Tendrán que ir haciendo "pruebas" para ver quién acaba con el puesto. Aunque no es tan potente como la anterior, también es muy interesante. Esta no la he visto en directo, pero me hicieron leer el libro en el instituto y me encantó. También hay película, El método, pero es bastante diferente al guión original.
  • La habitación de Verónica, de Ira Levin: una chica llamada Verónica se encuentra con una pareja de ancianos en un restaurante mientras está con su novio. Éstos le dicen que se parece mucho a Verónica, la hija fallecida de la mujer a la que cuidan. Ella acepta ir a la mansión para hablar con la madre, que está senil y a punto de morir. Es un thriller psicológico en toda regla, que no para de sorprender hasta el final, totalmente apoteósico.
  • Plastilina, de Marta Buchaca: basada en un caso real, está obra nos presenta a unos jóvenes que han cometido un crimen. Sin seguir un orden cronológico, nos muestra las consecuencias de sus actos y las relaciones entre los personajes. Es una obra muy dura (y más cuando sepáis el caso del que habla), en el que se intenta reflexionar sin dar respuestas a ninguna de las preguntas que lanza la autora. No sé exactamente qué género es, pero como psicológica es un rato, la meto en esta categoría. Dato: la representamos el año pasado con la compañía amateur en la que estamos y ¡fue un éxito! (Aquí tenéis la página de nuestra compañía de teatro, Hocus Pocus Teatre)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...