jueves, 4 de febrero de 2016

Las intermitencias de la muerte #José Saramago


FICHA TÉCNICA

Título original: Las intermitencias de la muerte
Autor: José Saramago
Año de publicación: 2006
Páginas: 184
ISBN: 97884-20491-57-8
Saga: No







SINOPSIS


En un país cuyo nombre no será mencionado se produce algo nunca visto desde el principio del mundo: la muerte decide suspender su trabajo letal, la gente deja de morir. La euforia colectiva se desata, pero muy pronto dará paso a la desesperación y al caos. Sobran los motivos. Si es cierto que las personas ya no mueren, eso no significa que el tiempo haya parado. El destino de los humanos será una vejez eterna. Se buscarán maneras de forzar a la muerte a matar aunque no lo quiera, se corromperán las conciencias en los "acuerdos de caballeros" explícitos o tácitos entre el poder político, las mafias y las familias, los ancianos serán detestados por haberse convertido en estorbos irremovibles. Hasta el día en que la muerte decide volver...


OPINIÓN PERSONAL


"Al día siguiente no murió nadie." 
Así empieza esta novela, extraña cuanto menos, tanto en su estilo como en el tema del que trata, lo que me ha gustado bastante. Antes de hablar de la trama quiero hablaros del estilo: está escrito todo desde el punto de vista de un narrador (o grupo de narradores, pues en algún momento habla en plural) omnisciente, que va haciendo aclaraciones durante toda la novela y es él el que habla. Es decir, no hay diálogos como estamos acostumbrados, sino que el narrador va explicando lo que dicen los personajes y lo separa con comas y mayúsculas. Al principio me costó acostumbrarme, pero también hay que decir que es algo novedoso (o al menos desde mi punto de vista, no he leído nada parecido). Me ha gustado que se saliera de lo que nos tienen acostumbrados los libros para ofrecernos una narrativa diferente.
La trama por su lado no me gustó tanto, parte de una idea muy original, me ha gustado el hecho de que en un solo país la gente sea "inmortal", y de las consecuencias que tiene esto. Y son estas consecuencias las que ocupan una gran parte del grueso del libro. Al principio me estaba gustando, como reaccionan los habitantes del pequeño país sin nombre, pero a medida que avanzaba se me hacía repetitivo. 
Pero de pronto hay un giro en la trama (en cierta manera inesperado) que hace que cambie todo otra vez. Y es a partir de ese giro que se desarrolla la parte que más me ha gustado, y es que la muerte (en minúscula, ¡ojo!) se vuelve un personaje más del libro. Aproximadamente el último tercio del libro está protagonizado por esa dama esquelética y su guadaña (la cual incluso habla un momento). Me ha encantado ver cómo trabaja la muerte, los problemas que tiene, como se relaciona con los humanos, y el final (aunque un poco predecible) me ha gustado bastante.
Uno de los puntos fuertes de este libro es que te hace reflexionar sobre la muerte, la vida... Te llegas a plantear muchas cosas sobre el estilo de vida que tenemos. Habla también de religión, de política, de la monarquía... También hay que decir que no hay acción en ningún momento, pero que a pesar de esto no se hace demasiado pesado. Sí que es cierto es que los habitantes del país hay momentos que son tan estúpidos que desearías que murieran (¿cazar a la muerte con un retrato robot? No sé si el autor quería criticar algo pero no me gustó demasiado esa parte porque no tenía ningún sentido).
Estoy deseando leer más de este autor, porque de momento la primera obra que leído suya me ha gustado mucho.
"Si no volvemos a morir, no tenemos futuro."
En definitiva, recomiendo este libro a todos aquellos que estén buscando una novela diferente y que te haga reflexionar. Si alguna vez os habéis preguntado qué pasaría si la muerte se tomara unas vacaciones, este es vuestro libro.


VALORACIÓN



¿Lo habéis leído o queréis hacerlo? ¿Qué opináis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...